***
Domingo, Junio 16, 2019
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

NIVELES DE ADMINISTRACIÓN DE LAS ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS

La importancia y el significado de los atributos y alcances de las ANP permiten distinguir diferentes niveles:

a. Las áreas de administración nacional, que conforman el SINANPE.
b. Las áreas de conservación regionales; las ACR.
c. Las áreas de conservación privadas; las ACP.

Las áreas de administración nacional se caracterizan por ser espacios con significado y trascendencia de nivel nacional por la calidad y el carácter de los valores de diversidad biológica que contienen. Todas ellas en conjunto son parte del SINANPE y son administradas por el SERNANP. Como parte de su estructura orgánica, esta institución, cuenta con un consejo directivo —como órgano de más alto nivel jerárquico— conformado por el jefe del SERNANP y cuatro consejeros designados en mérito a su reconocida trayectoria y a sus conocimientos sobre las ANP. El consejo directivo brinda orientación para el establecimiento de políticas y la dirección general del sistema. Asimismo, el SERNANP cuenta con el apoyo del consejo de coordinación del SINANPE para la gestión del sistema. El consejo de coordinación es una instancia de coordinación, concertación e información integrada por nueve representantes provenientes de otros sectores de gobierno, del gobierno regional, de los comités de gestión, de organizaciones no gubernamentales y del sector privado. En el ámbito de cada área natural protegida, la autoridad máxima es ejercida por el jefe del área, quien es el responsable de dirigir y supervisar la gestión de la misma.

Las ACR se conforman sobre zonas cuya importancia ecológica e interés de conservación se dan en el ámbito regional. Estas áreas son administradas por los gobiernos regionales, forman parte del patrimonio de la nación y pueden ser inscritas como tales en los Registros Públicos. A estas áreas les son aplicables las normas que regulan las áreas de administración nacional en lo que sea pertinente.

Los gobiernos locales pueden cumplir un rol crucial en la conservación de la diversidad biológica y en la protección de fuentes de agua y otros lugares de interés local. Prueba de ello es el interés de diversos gobiernos municipales por establecer ANP en su jurisdicción. A la fecha, existen más de 70 áreas de conservación municipales (ACM) en el Perú, pero que no cuentan con una base legal que regule aspectos tan importantes como su establecimiento y gestión. Durante la década pasada primaron los vacíos legales en torno a las ACM y finalmente, en el 2007, la base legal que las amparaba, bastante frágil desde una perspectiva legal, fue derogada mediante el decreto supremo 015-2007-AG. Actualmente, los gobiernos locales pueden desarrollar estrategias de conservación de sitios de acuerdo a las competencias establecidas en la ley 23853, ley orgánica de municipalidades.

Las ACP son aquellos predios de propiedad privada que por sus características ambientales, biológicas, paisajísticas u otras relevantes contribuyen a complementar la cobertura del SINANPE y que por solicitud de su propietario son reconocidas como tales. El reconocimiento que otorga el Estado implica el compromiso del propietario de conservar la diversidad biológica del íntegro o parte del predio por un plazo de no menos de 10 años. Mediante este reconocimiento, el propietario conserva su derecho a la propiedad pero acepta ciertas condiciones especiales para usar el predio, las que son vinculantes tanto para él como para los siguientes adquirientes del predio, cualquiera sea la modalidad de adquisición. Estas condiciones especiales se inscriben en los Registros Públicos. La administración de estas áreas es ejercida por una persona designada por el propietario del predio. Hasta junio de 2010, se han reconocido 20 ACP sobre 124,991.29 hectáreas. (Fuente: SERNANP)

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale