***
Lunes, Diciembre 18, 2017
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

OBRAS VIALES

El Perú, como parte de la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) ha priorizado el desarrollo de obras viales de integración transversal en tres zonas del territorio amazónico de nuestro país, sin contar con una evaluación ambiental estratégica previa que permita tomar decisiones suficientemente informadas sobre los impactos ambientales y sociales de esta estrategia de integración. Una de ellas, la interoceánica sur, que está pronta a ser concluida, inició las obras de construcción de la carretera sin tener completamente aprobados los estudios de impacto ambiental. La interoceánica centro que es de naturaleza multimodal y que plantea, aunque con fuerte oposición, la integración vial de las ciudades de Pucallpa en Perú a la ciudad de Cruzeiro do Sul en Brasil. Finalmente, la interoceánica norte que unirá a las ciudades de Yurimaguas en Perú y Manaos en Brasil, misma que ha sido materia de debate en cuanto a los impactos que en las tarifas portuarias puede generar la construcción del puesto de Yurimaguas, entre otros aspectos.

Estas obras viales ponen en evidencia una serie de retos y debilidades, algunos ya superados y otros que requieren mayores esfuerzos, que debieran incorporar políticas de desarrollo sostenible e integrales de infraestructura, transporte y presupuesto, que cuenten con la adecuada planeación e implementación y que consideren, además de la integración hacia fuera del país, la integración interna con la generación de planes de desarrollo.

Así podemos señalar:

• Necesidad de fortalecer el marco institucional ambiental sectorial, toda vez que al iniciarse estas obras no existía suficiente capacidad en recursos, técnicos y financieros para asumir la magnitud de esta tarea.
• Fortalecimiento del marco y los términos de referencia de los estudios de impacto ambiental para la construcción vial, exigiendo mayores consideraciones para el control no sólo de los impactos ambientales directos, sino a su vez los indirectos.
• Desarrollo de mecanismos complementarios para control de impactos indirectos, tales como protocolos para manejo de paisajes y biodiversidad, protocolos para el control de migración no deseada, protocolos para revegetación de zonas disturbadas, etc.
• Mejora en el manejo y coordinación intersectorial para la administración de fondos de organismos multilaterales de crédito u organismos de la cooperación internacional, orientado al control de impactos directos o indirectos de obras de infraestructura vial.

Sin perjuicio de lo señalado, resulta fundamental que obras viales de magnitud, especialmente planeadas para ser desarrolladas en áreas frágiles del territorio nacional, respondan a procesos de planificación debidamente concertados y en los casos en que los mismos puedan afectar derechos de propiedad u otros derechos, se formule las correspondientes consultas a los pobladores potencialmente afectados.

Las obras de infraestructura vial adecuadamente manejadas, pueden constituir un mecanismo adecuado de integración y desarrollo. Sin una adecuada planificación y participación pueden convertirse en vehículo de impactos no deseados.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale