Martes, Noviembre 25, 2014
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

LÍMITES MÁXIMOS DE CAPTURA POR EMBARCACIÓN

La experiencia del régimen de pesca del recurso anchoveta por cuota global de captura ha sido negativa en términos de eficiencia del sector y, más importante aún, de sostenibilidad del recurso. La experiencia que ha tenido el Perú puso en evidencia que los instrumentos de regulación aplicados a la actividad extractiva de la anchoveta daban lugar a la carrera olímpica y al exceso de capacidad de bodega. Ambos factores, que en menos de una década llevaron a reducir la temporada de pesca de 200 a 47 días al año, ejercían presión sobre el equilibrio eco-sistémico al amenazar a otras especies.

argaiv1514

Como se sabe, la anchoveta no solo es la especie más abundante de nuestro mar, sino la base principal de nuestra cadena, pues de ella no solo nos alimentamos los seres humanos, sino otras especies que destinamos al consumo humano directo, como el jurel y la caballa, u otras que constituyen cadenas alimenticias diferentes, como el caso de las aves guaneras.

Sumado a ello, el régimen de pesca por cuota global de captura presentaba otros problemas ambientalmente relevantes. Tal es el caso del congestionamiento y de la contaminación de bahías por los largos tiempos de espera en que, los aproximadamente 1,200 barcos de la flota anchovetera, coincidían en las plantas pesqueras para descargar el pescado. El deficiente tratamiento de los desechos del proceso de fabricación de la harina de pescado, dado que las plantas debían operar al máximo de su capacidad durante un breve período, constituía un problema adicional.

Por ello, entre los objetivos sobre la base de los cuales se diseñó el modelo de límites máximos de captura por embarcación, similar a otros modelos adoptados previamente en Chile e Islandia, hay que rescatar los siguientes:

a. Generar los incentivos necesarios para una explotación eficiente del recurso anchoveta.
b. Incrementar la competitividad del sector al reducir parcial o totalmente el exceso de flota a través de una reducción del esfuerzo pesquero.
c. Una mejor planificación en las operaciones pesqueras al eliminar la incertidumbre de la carrera por el recurso.
d. Incrementar la inversión en mejoras en la calidad del procesamiento de harina y aceites de pescado.
e. Incrementar la inversión en actividades pesqueras vinculadas al consumo humano.
f. Generar una pesca más ordenada que permita fortalecer el control de la explotación de los recursos.
g. Un mejor manejo ambiental de parte de los actores públicos y privados posibilitando el cumplimiento de los límites máximos permisibles establecidos para la industria pesquera.

Por ello, en el año 2008 entró en vigencia el decreto legislativo 1084, ley sobre límites máximos de captura por embarcación, el cual tiene como objetivo establecer el mecanismo de ordenamiento pesquero aplicable a la extracción de los recursos de anchoveta y anchoveta blanca, con el fin de mejorar las condiciones para su modernización y eficiencia, promover su desarrollo sostenido como fuente de alimentación, empleo e ingresos, y asegurar un aprovechamiento responsable de los recursos hidrobiológicos, en armonía con la preservación del medio ambiente y la conservación de la biodiversidad.

PRODUCE fija para cada temporada de pesca el límite máximo total de captura permisible del recurso anchoveta para consumo humano indirecto. La captura de anchoveta que cada titular de permiso de pesca podrá realizar durante cada temporada de pesca quedará establecida en función del límite máximo de captura de embarcación (LMCE), el cual se determina multiplicando el índice o alícuota atribuido a cada embarcación —porcentaje máximo de captura por embarcación (PMCE)— por el límite máximo total de captura permisible de anchoveta para el consumo humano indirecto determinado para la temporada de pesca correspondiente. El PMCE es fijado por el ministerio sobre la base de los índices de participación por embarcación.

El armador pesquero deberá limitar sus actividades extractivas del recurso hasta la suma de los LMCE que le corresponde y que determine el ministerio. Asimismo, el armador quedará facultado a realizar las actividades extractivas autorizadas con las embarcaciones que originaron los LMCE que le corresponden, o a efectuar las operaciones de pesca extractiva hasta la suma de sus LMCE, asociado con otros armadores que también cuenten con permiso de pesca vigente para efectuar actividades extractivas del recurso y que tengan su respectivo PMCE. En cualquier caso, las actividades extractivas correspondientes solo podrán ser efectuadas por embarcaciones que cuenten con permiso de pesca vigente para los recursos de anchoveta y anchoveta blanca destinados al consumo humano indirecto y con el sistema de seguimiento satelital operativo.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale