***
Domingo, Octubre 22, 2017
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

ORDENAMIENTO PESQUERO EN LA AMAZONÍA PERUANA

El ROP de la Amazonía peruana tiene como objetivo establecer las bases para el aprovechamiento racional y sostenible de los recursos hidrológicos y el desarrollo de la pesquería amazónica, así como la preservación de los ecosistemas y de la diversidad biológica. Asimismo busca garantizar el equilibrio dinámico entre el crecimiento económico, el fomento de las inversiones y la conservación de los recursos, incluyendo la protección del ambiente y de la diversidad biológica, así como facilitar la formalización de las actividades extractivas y de procesamiento pesquero que incidan en las diferentes pesquerías de la Amazonía peruana, promoviendo su desarrollo por medio de programas de manejo pesquero, capacitación, transferencia de tecnología y apoyo a las organizaciones sociales de pescadores.

La ejecución de programas de capacitación, transferencia tecnológica, gestión administrativa, educación ambiental y pesquera debe ser realizada en forma coordinada entre las instituciones involucradas y las direcciones regionales de la Producción (DIREPRO) de los gobiernos regionales con competencia en la Amazonía, a fin de complementar los esfuerzos y promover el uso eficiente de los recursos económicos, teniendo en cuenta las políticas nacionales y sectoriales y los lineamientos que dicte PRODUCE.

Asimismo, las DIREPRO promueven y establecen programas de capacitación y transferencia tecnológica orientados a formar, educar, concientizar y sensibilizar a los pescadores, comunidades ribereñas y población en general, sobre la importancia de la conservación del ecosistema acuático y los recursos pesqueros.

Para la aplicación del reglamento, la actividad extractiva pesquera en la Amazonía se clasifica en:

a. Comercial, que puede ser:

1. Artesanal

• Sin el empleo de una embarcación.
• Con el empleo de embarcaciones con un cajón isotérmico de hasta 10 m3 de capacidad o con un depósito similar que no exceda dicha capacidad de carga, que utilizan artes de pesca menores y operan con predominio del trabajo manual.

2. De menor escala: realizada con el empleo de embarcaciones con cajón isotérmico de hasta 10 m3 de capacidad o depósito similar que no exceda dicha capacidad de carga, que operan con modernos equipos y sistemas de pesca, cuya actividad extractiva no tiene la condición de actividad pesquera artesanal o predominio del trabajo manual.

3. De mayor escala: con cajón isotérmico superior a 10 m3 de capacidad.

b. No comercial, que puede ser:

1. De investigación científica: comprende la extracción de recursos hidrobiológicos mediante la pesca exploratoria o de prospección y la pesca experimental.

2. Deportiva: la realizada con fines recreacionales o turísticos. El ejercicio individual de la pesca deportiva no requiere permiso de pesca.

3. De subsistencia: la realizada con fines de consumo doméstico o trueque, usualmente con el empleo de canoas.

Los permisos de pesca son otorgados para el ejercicio individual de la actividad extractiva o para operar una embarcación pesquera y a sus auxiliares, mencionando a estas últimas en la resolución administrativa constitutiva del derecho, al igual que a las embarcaciones comisioneras.

La pesca de subsistencia con fines de consumo doméstico o de trueque exclusivamente tiene acceso libre a los recursos y, por lo tanto, queda exceptuada de la obtención de permisos de pesca.

Las comunidades nativas que habitan en las riberas de las cochas tienen derecho de acceso preferencial a la explotación de recursos hidrobiológicos en el área de influencia de las mismas, con fines de subsistencia y para usos rituales.

Las embarcaciones pesqueras comerciales pueden operar en cochas donde existen comunidades nativas establecidas, realizando sus operaciones de acuerdo a lo dispuesto en el reglamento y en el programa de manejo pesquero (MAPE) correspondiente, bajo la supervisión de las DIREPRO.

Se prohíbe la captura, extracción o recolección de recursos pesqueros en zonas afectadas por descargas de aguas contaminadas, así como el procesamiento de los mismos. Asimismo, de comprobarse científicamente la existencia de riesgo a la salud humana por bioacumulación de metales (cadmio, plomo, mercurio, arsénico) en los tejidos de las especies hidrobiológicas, se suspenderá de modo temporal o permanente la extracción de las mismas.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale