***
Lunes, Octubre 23, 2017
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

¿QUÉ ES LA BIOSEGURIDAD?

La bioseguridad es un concepto que se asocia, por lo general, a la biotecnología y sus productos. En términos sencillos, es el marco de medidas, políticas y procedimientos que permite reducir al mínimo los posibles riesgos que podría representar la transferencia, el manejo, el uso y la liberación de los organismos vivos modificados (OVM) para el medio ambiente, la diversidad biológica, la salud humana y la estructura socioeconómica.

En el Perú, la bioseguridad se encuentra regulada mediante tres normas importantes: un tratado internacional, que a la fecha cuenta con más de 132 miembros y que fue adoptado en la Conferencia de las Partes en enero del 2000; el Protocolo de Cartagena sobre seguridad de la biotecnología del CDB, y por el lado nacional, la ley 27104, ley de prevención de riesgos derivados del uso de la biotecnología y su reglamento, el decreto supremo 108-2002-PCM.

El Protocolo de Cartagena, adoptado en el 2001 como parte de un proceso iniciado en el CDB, constituye un instrumento internacional que entró en vigor el 13 de julio del 2004. Se orienta a regular el movimiento transfronterizo de OVM resultante de la biotecnología moderna. Es decir, establece las reglas internacionales para el tráfico de estos productos entre los países.

Dentro del proceso impulsado por el Protocolo de Cartagena, el Protocolo Suplementario de Nagoya – Kuala Lumpur, de 15 de octubre de 2010, sobre Responsabilidad y Compensación en materia de bioseguridad, se han establecido los principios y reglas que rigen cómo y bajo qué condiciones, los países asumen responsabilidades internacionales por el movimiento transfronterizo de de OVM.

La ley 27104, ley de prevención de riesgos en el uso de la biotecnología, y su reglamento, son también resultados del CDB y del proceso internacional para el desarrollo de un protocolo de bioseguridad. Estas normas nacionales regulan las actividades de investigación, producción, introducción, manipulación, transporte, almacenamiento, conservación, intercambio, comercialización, uso confinado y liberación de OVM, bajo condiciones controladas. La ley 27104 establece que los OVM deberán ser introducidos al país previa aprobación de la autoridad competente. No estarán sujetos a las reglas generales del PIC y a autorizaciones de ingreso al país los commodities u OVM que se pudieran destinar al consumo directo o procesamiento.

La adopción del Protocolo Suplementario antes mencionado, obliga al Perú a adecuar su normativa y establecer pautas para lo que serían procesos administrativos o judiciales relacionados con la responsabilidad, civil o penal dado el caso, por daños o efectos adversos causados por la liberación y comercialización de transgénicos. En ese sentido, en el Perú, el régimen de responsabilidad aplicable sería el general previsto en los distintos ámbitos, es decir, el administrativo, el civil y el penal.

Si bien no se cuenta con un sistema de responsabilidad ad hoc para el caso de OVM en el ámbito nacional, se han dado avances interesantes en el debate y se han incorporado al Código de Protección y Defensa  del Consumidor (Ley 29571), referencias a la necesidad de etiquetar productos que pudieran derivar de manera directa o indirecta de OVM, como forma de informar al consumidor en sus opciones de compra y consumo.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale