***
Lunes, Diciembre 18, 2017
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

RÉGIMEN DE SUPERVISIÓN Y FISCALIZACIÓN AMBIENTAL

El OSINERGMIN tiene las funciones de supervisar y fiscalizar que las actividades de varios subsectores, entre ellos el de minería, se desarrollen de acuerdo a los dispositivos legales y normas técnicas vigentes. Asimismo, se encarga de supervisar y fiscalizar el cumplimiento de las disposiciones técnicas y legales relacionadas con la protección y conservación del ambiente en las actividades desarrolladas en los subsectores de su competencia.

Así, el reglamento de supervisión de actividades energéticas y mineras del OSINERGMIN, establece las modalidades, sistemas y procedimientos de su función supervisora en el marco de la legislación vigente; la misma que comprende, entre otras, las siguientes facultades en el ámbito nacional:

a. Supervisar el cumplimiento de las obligaciones legales, contractuales, técnicas o de cualquier otra obligación que se encuentre a cargo de las personas o actividades supervisadas y que sea materia de verificación por OSINERGMIN.

b. Supervisar el cumplimiento de las disposiciones normativas y/o reguladoras dictadas por OSINERGMIN en el ejercicio de sus funciones, así como la facultad de verificar el cumplimiento de cualquier mandato o resolución emitida por OSINERGMIN.

c. Supervisar la estricta aplicación y observancia de las disposiciones técnicas y legales y demás obligaciones fiscalizables referidas a la seguridad y salud en el trabajo, así como a la conservación y protección del ambiente en los subsectores de electricidad, hidrocarburos y minería.

d. Supervisar el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene minera en las actividades de la mediana y gran minería.

e. Supervisar el cumplimiento de las demás disposiciones vinculadas a las materias de su competencia en los subsectores de electricidad, hidrocarburos y minería.

La supervisión en minería puede ser regular o especial. La regular se realiza de acuerdo al plan operativo anual establecido por OSINERGMIN y comprende los ámbitos de seguridad e higiene mineras y de medioambiente de la mediana y gran minería. Por otro lado, la especial es la que se realiza con fines específicos o circunstanciales, tal como los accidentes fatales y las situaciones de emergencia de seguridad e higiene mineras y de naturaleza ambiental. También están comprendidas las acciones de supervisión adicionales a las del programa anual de supervisión y que a juicio de OSINERGMIN sean necesarias.

En todo aquello que resulte aplicable, las acciones de supervisión de naturaleza ambiental se rigen por las disposiciones de la ley 29325 y aquellas que dicte el OEFA.

Se mantiene la figura de la fiscalización a través de terceros, figura que podrá ser ejercida a través de empresas supervisoras, las cuales realizarán actividades de supervisión y fiscalización de seguridad e higiene minera y de conservación y protección del ambiente. Estas empresas deben estar certificadas y calificadas por el OSINERGMIN.

Designada la empresa supervisora, la respectiva gerencia de fiscalización, gerencia adjunta de regulación tarifaria o área equivalente, en lo que corresponda, procederá a asignarle las funciones a realizar y las actividades y empresas materia de supervisión y, de ser el caso, realizar la debida presentación, para que estas le brinden las facilidades que sean necesarias, bajo responsabilidad. Para ello, OSINERGMIN determinará de manera aleatoria, los agentes y/o actividades que serán objeto de supervisión, para efectos de definir la programación de sus actividades de supervisión.

En caso de que las empresas supervisadas se negaran a brindar las facilidades, tales como el ingreso a sus instalaciones, la entrega de información y las demás facilidades que sean necesarias para el desarrollo del trabajo encomendado a la supervisora, serán sujetas a sanción administrativa, sin perjuicio de ser denunciadas por el delito de resistencia a la autoridad, tipificado en el Código Penal.

Las empresas supervisoras están obligadas a presentar informes al OSINERGMIN de acuerdo a los requerimientos de cada gerencia de fiscalización o área equivalente. Este informe tendrá carácter de declaración jurada y será suscrito por el responsable de la fiscalización y remitido por el representante legal de la empresa supervisora, cuando corresponda. Los informes son presentados en calidad de recomendación, por lo que no resultan vinculantes para OSINERGMIN, y deberán contener una descripción detallada tanto de los hechos constatados, en calidad de hallazgos, como de las obligaciones verificadas materia de supervisión.

Los profesionales responsables de los informes que emitan las empresas supervisoras, así como sus representantes legales, serán considerados como funcionarios públicos para efecto de lo que establece el artículo 425 del Código Penal. Tratándose de consorcios constituidos por personas naturales, las personas que los constituyen serán consideradas funcionarios públicos para esos efectos.

La revisión y evaluación de los informes de supervisión que se presenten a OSINERGMIN serán realizadas por las respectivas gerencias de fiscalización, gerencia adjunta de regulación tarifaria o área equivalente, según corresponda, en forma posterior y aleatoria, según las especialidades. La gerencia correspondiente se encuentra facultada a emitir informes en caso de detectar observaciones o situaciones que transgredan el marco legal y técnico vigente, debiendo consignar las disposiciones que correspondan para la subsanación de todos los incumplimientos en que incurran las empresas supervisadas. En caso de infracciones de naturaleza no subsanable, se podrá dar inicio al correspondiente procedimiento administrativo sancionador sin necesidad de formular observaciones.

El incumplimiento de las medidas o acciones que deberá tomar el responsable de la actividad supervisada para la subsanación o levantamiento de las observaciones notificadas o de las disposiciones emitidas por la gerencia correspondiente, dentro del plazo otorgado para la subsanación o levantamiento, dará lugar al inicio del procedimiento administrativo sancionador y a la imposición de las sanciones correspondientes.

Salvo que una norma específica de la actividad supervisada establezca lo contrario, en caso que se produzcan accidentes graves o fatales, situaciones de emergencia, paralización de operaciones, y deterioro ambiental, entre otros, el responsable de la actividad supervisada deberá informar por escrito a OSINERGMIN de acuerdo a los formatos que establezca, dentro del día siguiente de producido el hecho. Dicho informe deberá ser ampliado y entregado a OSINERGMIN en un plazo máximo de 10 días hábiles contados desde la ocurrencia del hecho.

Asimismo, con la finalidad de complementar y/o coadyuvar a la supervisión que realiza OSINERGMIN, la gerencia general podrá disponer que el titular de la actividad minera contrate auditorías, estudios o asistencia técnica sobre las actividades que realiza y que constituyen materia de supervisión por parte de OSINERGMIN. Dichos costos deberán ser asumidos íntegramente por el titular de la actividad minera.

Los costos de supervisión y fiscalización para las actividades mineras se determinan conforme a la liquidación correspondiente basada en el arancel de fiscalización minera e incluyen los gastos de bienes y servicios que irroga la inspección, tales como transporte, alojamiento, alimentación, análisis de muestras, alquiler de equipos.

De acuerdo a la ley 27651, la fiscalización de los pequeños productores mineros y de los productores mineros artesanales se delegó a los gobiernos regionales. Para tales efectos, se considera como pequeños productores mineros a quienes posean por cualquier título hasta 2,000 hectáreas, entre denuncios, petitorios y concesiones mineras, o posean por cualquier título una capacidad instalada de producción y/o beneficio de 350 toneladas métricas por día, con excepción de materiales de construcción, arenas, gravas auríferas de placer, metales pesados detríticos en que el límite será una capacidad instalada de producción y/o beneficio de hasta 3,000 metros cúbicos por día.

Por otro lado, se calificará como productor minero artesanal a quien en forma personal o como conjunto de personas naturales o jurídicas se dedica como medio de sustento a la explotación y/o beneficio directo de minerales, realizando sus actividades con métodos manuales y/o equipos básicos; posean por cualquier título hasta 1,000 hectáreas, entre denuncios, petitorios u concesiones mineras, o posean una capacidad instalada de producción y/o beneficio de 25 toneladas métricas por día, con excepción de los productores de materiales de construcción, arenas, gravas auríferas de placer, metales pesados detríticos en que el límite será una capacidad instalada de producción y/o beneficio de hasta 200 metros cúbicos por día.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale