***
Lunes, Octubre 23, 2017
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

LA ZONIFICACIÓN ECOLÓGICA Y ECONÓMICA

La ley orgánica para el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, incorpora una función ordenadora de los recursos naturales a través de la denominada zonificación ecológica y económica (ZEE). Así el artículo 11 de la ley señala que la ZEE se aprueba a propuesta de la Presidencia del Consejo de Ministros, en coordinación intersectorial, como apoyo al ordenamiento territorial a fin de evitar conflictos por superposición de títulos y usos inapropiados, y demás fines. Agrega el artículo que esta zonificación se realiza en base a áreas prioritarias conciliando los intereses nacionales de la conservación del patrimonio natural con el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales.

Este artículo contiene un principio que es fundamental en el aprovechamiento de los recursos naturales, la compatibilización de actividades en base al potencial del territorio y los recursos y a su vez como mecanismo para prevenir conflictos que se generan por la superposición de títulos.

La ley menciona que este proceso se realiza como apoyo al ordenamiento territorial, lo que nos obliga a remitirnos al artículo 19 de la Ley General del Ambiente (LGA) que se refiera a la planificación y el ordenamiento territorial ambiental. Sobre el particular la LGA señala que la planificación sobre el uso del territorio es un proceso de anticipación y toma de decisiones relacionadas con las acciones futuras en el territorio, el cual incluye los instrumentos, criterios y aspectos para su ordenamiento ambiental, agregando que el ordenamiento territorial ambiental es un instrumento que forma parte de la política de ordenamiento territorial. Es un proceso técnico-político orientado a la definición de criterios e indicadores ambientales que condicionan la asignación de usos territoriales y la ocupación ordenada del territorio.

Cabe mencionar, que bajo el mandato de la ley orgánica para el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, se dictó el decreto supremo 045-2001-PCM el mismo que declaró de interés nacional el ordenamiento territorial ambiental en todo el país y constituyó la comisión nacional para el ordenamiento territorial ambiental, una de cuyas tareas fue proponer los mecanismos para la puesta en marcha de las estrategias para la utilización del ordenamiento territorial y zonificación ecológica económica. Se dispuso asimismo que esta comisión debía proponer el reglamento sobre ZEE indicando que este instrumento serviría de marco de referencia espacial para los planes sectoriales y regionales, así como para promover y orientar la inversión privada.

Bajo este mandato, mediante decreto supremo 087-2004-PCM se aprobó el reglamento de zonificación ecológica económica, complementado el año 2006 por el decreto del consejo directivo 010-2006-CONAM-CD, que aprueba la directiva metodológica para la zonificación ecológica económica.

Estas normas señalan que la ZEE es un proceso dinámico y flexible para la identificación de diferentes alternativas de uso sostenible de un territorio determinado, basado en la evaluación de sus potencialidades y limitaciones con criterios físicos, biológicos, sociales, económicos y culturales, orientando el uso sostenible del territorio.

Señala por su lado los niveles de ZEE, precisando que la macrozonificación (>ó=1:250.000) genera información sobre las potencialidades y limitaciones del territorio y sirve de base para definir políticas y planes de desarrollo; la mesozonificación (>ó=1:100.000) genera información sobre las potencialidades y limitaciones del territorio, en relación a diversas alternativas de uso sostenible como base para definir planes de desarrollo, de ordenamiento y/o acondicionamiento territorial, y la microzonificación (>ó=1:25.000) genera información sobre las potencialidades y limitaciones del territorio y sirve de base para la elaboración, aprobación y promoción de los proyectos de desarrollo, planes de manejo en áreas y temas específicos en el ámbito local.

Los criterios identificados para la evaluación son, valor productivo; valor bio-ecológico; valor histórico-cultural; vulnerabilidad; conflictos de uso y aptitud urbano e industrial y las categorías de uso: zonas productivas; zonas de protección y conservación ecológica; zonas de tratamiento especial; zonas de recuperación y zonas urbanas o industriales.

Para cada zona las normas proponen tres niveles de calificación de uso: uso recomendable; uso recomendable con restricciones y no recomendable.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale