***
Miércoles, Agosto 21, 2019
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

LA RESERVA NAHUA KUGAPAKORI

Debemos resaltar que lo establecido en el plan de acción fue uno de los principales argumentos esgrimidos para dotar de un mayor nivel de protección legal a la reserva del Estado a favor de los grupos étnicos kugapakori, nahua, nanti y otros, creada mediante resolución ministerial 0046-90-AG/DGRAAR, a fin de aclarar las medidas de control y limitaciones al desarrollo de actividades en dicha área, así como designar a las autoridades competentes para garantizar los derechos que asisten a los pueblos indígenas en aislamiento o contacto inicial, a lo que se sumaron las condiciones establecidas por el Banco Interamericano de Desarrollo en relación al Proyecto Camisea, razón por la cual se emitió el decreto supremo 028-2003-AG.

El caso de ampliación del estatus legal de la reserva del Estado a favor de los grupos étnicos kugapakori y nahua, nanti y otros, fue el único que se presentó, debido a la situación de vulnerabilidad en que se encuentran estos grupos a raíz de las actividades extractivas que se realizaban, y se siguen realizando en el área donde habitan.

Debemos mencionar que en los años ochenta, en plena crisis del sector hidrocarburífero nacional, el Estado otorgó los derechos de exploración sísmica sobre el lote 88, ubicado en el Bajo Urubamba, Cusco, al consorcio petrolero Shell – Chevrón. El lote se encontraba en territorios habitados por pueblos indígenas, algunos de ellos en aislamiento voluntario, como los yora (nahua) y nanti.

Ambas empresas realizaron trabajos de prospección sísmica y perforación de 9 pozos, los cuales permitieron descubrir el gas realizándose contactos forzados con la población indígena en aislamiento. El contacto causó la inmediata propagación de enfermedades virales y la consecuente muerte en la población. Por ello, una alternativa de protección a los indígenas en situación de aislamiento o contacto inicial fue el establecimiento de la Reserva Nahua Kugapakori.

En este marco, en 1988 se firmó el acuerdo de bases para la explotación de Camisea entre Shell y Petro Perú. Así, en 1995 Shell entrega el estudio de factibilidad y solicita a Petro Perú el inicio de la negociación de un contrato de explotación de los yacimientos de Camisea.

En 1996, el Estado Peruano firmó un contrato con la empresa anglo-holandesa Shell y la estadounidense Mobil Exploration and Producing Inc. para la explotación de gas en la misma zona: según se dijo, «la más grande reserva de hidrocarburos descubierta en el Perú». La parte oriental del lote abarcaba una gran extensión de la Reserva del Estado Nahua Kugapakori, mientras que la parte occidental afectó a comunidades machiguengas.

En 1998, el consorcio Shell/Mobil comunicó su decisión de no continuar con el segundo período del contrato y, por consiguiente, el contrato quedó resuelto.

Durante el año 1999, la Comisión de Promoción de la Inversión Privada (COPRI) acordó llevar adelante un proceso de promoción para desarrollar el Proyecto Camisea mediante un esquema segmentado, que comprende módulos independientes de negocios. El Comité Especial del Proyecto Camisea (CECAM) convocó a un concurso público internacional para otorgar el contrato de licencia y explotación de Camisea y las concesiones de transporte de líquidos y de gas desde Camisea hasta la costa y la distribución de gas en Lima y Callao.

En diciembre del 2000, la empresa Pluspetrol ganó la concesión para extraer gas natural de Camisea. Los trabajos en la reserva comenza ron en mayo del 2002 y, de acuerdo al contrato, las operaciones se iniciarían en agosto del año 2004. El acuerdo con Pluspetrol fue el resultado de ofertar el mayor porcentaje de regalías derivadas de la operación al Estado Peruano,7 lo que constituirá una fuente importante de ingresos no solo para el gobierno central sino también para los gobiernos regionales y locales.

El Proyecto Camisea contempla la explotación de gas del lote 88 y el transporte del mismo hacia la costa, atravesando los departamentos de Cusco, Ayacucho, Huancavelica e Ica. En su recorrido, 2 ductos de gas natural y de líquido de gas natural cruzarán tierras de comunidades nativas y campesinas, desembocando uno de ellos en una planta de fraccionamiento ubicada en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Paracas y el otro en el city gate de Lurín.

El Proyecto Camisea se desarrolla sobre áreas de gran importancia ambiental y social. El lote 88 se localiza en las inmediaciones del río Camisea, aproximadamente a 20 km de la margen derecha del río Urubamba, y abarca extensas áreas de ecosistemas territoriales clasificados como bosques húmedos tropicales primarios, que constituyen una de las más ricas zonas del planeta en materia de biodiversidad. El área de influencia del proyecto, tanto directa como indirecta, cuenta con población nativa perteneciente a las etnias machiguenga, yine y nanti. Asimismo, el lote 88 se encuentra en el interior de la Reserva Nahua Kugapakori, reserva donde muchos de sus grupos nativos se encuentran en aislamiento o contacto inicial8 en tierras que ocupan de modo tradicional para el aprovechamiento de sus recursos naturales.9

Debido a la preocupación que generaba la situación de los pueblos ubicados en la reserva y en virtud de los compromisos asumidos por el gobierno del Perú con el Banco Interamericano de Desarrollo para cooperar en la ejecución del Programa de Fortalecimiento Institucional y Apoyo a la Gestión Ambiental y Social del Proyecto Camisea, el estatus jurídico de creación de la reserva territorial fue elevado con la emisión del decreto supremo 028-2003-AG, mediante el cual se designaba a la Comisión Nacional de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuano (CONAPA), adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros, como responsable de velar por los intereses y derechos de los pueblos indígenas que se encuentran en situación vulnerable, y como responsable de la elaboración del plan de protección y defensa de los pueblos en aislamiento voluntario y contacto inicial.10

Es necesario resaltar que la reserva territorial del Estado a favor de los grupos étnicos kugapakori, nahua, nanti y otros, en aislamiento voluntario o contacto inicial, ha sido la única a la fecha cuyo estatus jurídico ha sido elevado, a pesar del constante requerimiento de las organizaciones indígenas de dotar de un sistema legal que otorgue un mayor nivel de protección a las otras cuatro reservas.

____________________

7     El contrato de licencia para la explotación de hidrocarburos en el lote 88 fue firmado por Pluspetrol y el Estado Peruano el 28 de noviembre del 2000, luego de su adjudicación en febrero de ese año.

8     Existen poblaciones indígenas en la reserva de biósfera del Manu que ya han sufrido enfermedades y explotación. Por ello, han optado por continuar aisladas y por mantener sus modos tradicionales de vida.

9     Pulgar-Vidal, Manuel, «Diagnóstico de problemas ambientales y sociales. Diagnóstico legal y mapeo de actores relevantes involucrados en el Proyecto Camisea», informe para la Defensoría del Pueblo, marzo 2004.

10    Debemos precisar que CONAPA fue desactivada con la creación del Instituto de Desarrollo de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuano (INDEPA).

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale