***
Domingo, Agosto 25, 2019
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

EL DOMINIO Y USO DEL AGUA

La propiedad sobre el agua y el acceso libre a este recurso han sido por muchos años los principales elementos de juicio por los que varios sectores se han opuesto a la reforma del marco normativo hídrico. Así, en varios de los procesos que se llevaron a cabo para reformar el decreto ley 17752, se colocó como primera cuestión en contra de la modificación normativa el hecho de encontrar algunos elementos que pudieran promover la «privatización del agua», entendida esta como la posibilidad de despojar a grupos económicamente menos favorecidos del acceso a este recurso, favoreciendo, en cambio, a las grandes inversiones o a los grupos de poder.

La nueva LRH ha tratado de desarrollar con claridad el precepto constitucional por el cual los recursos naturales son patrimonio de la nación y, como tales, no son sujetos de propiedad privada, sino que como bien de uso público, su administración puede ser otorgada a particulares en tanto sea ejercida en armonía con el bien común.

Sí debemos resaltar que es positivo que los principios de la norma busquen la valoración del agua como un recurso escaso e incluyan a este recurso en una gestión integrada, que reconoce su valor sociocultural, económico y ambiental. En esa línea de ideas, queda claro que la norma se enmarca dentro de los preceptos de la ley orgánica para el aprovechamiento de los recursos naturales y la ley general del ambiente.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale