***
Domingo, Junio 16, 2019
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

DERECHOS DE APROVECHAMIENTO

El aprovechamiento sostenible de los recursos forestales en todo el territorio nacional con fines industriales y/o comerciales puede efectuarse únicamente mediante planes de manejo previamente aprobados por la autoridad nacional forestal y de fauna silvestre, bajo las modalidades de concesiones, autorizaciones y permisos. Dicho aprovechamiento está sujeto al pago de un derecho de aprovechamiento que se aplica, según corresponda, por unidad de superficie, especie, volumen, tamaño u otros parámetros.

La autoridad nacional forestal y de fauna silvestre fija los derechos de aprovechamiento forestal tomando como base, según corresponda, los siguientes criterios:

a. Volumen aprovechable y valor de los productos forestales al estado natural.
b. Ubicación y accesibilidad del área.
c. Recursos ambientales y paisajísticos.
d. Servicios públicos y otros factores relevantes.

Los derechos de aprovechamiento fijados en las concesiones se reajustan cada 2 años, aplicando el índice acordado por las partes en el contrato. Los derechos de aprovechamiento fijados en las autorizaciones y permisos se reajustan también cada 2 años, aplicando el índice de precios al consumidor establecido por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Por su naturaleza, las concesiones de conservación en bosques de tierras de protección no están sujetas al pago de derechos de aprovechamiento, en la medida que constituyen una contribución voluntaria para el mantenimiento de estas áreas.

Tampoco están sujetos al pago de derechos de aprovechamiento: el aprovechamiento en plantaciones en tierras de propiedad privada, el aprovechamiento en concesiones para forestación y reforestación, y la extracción de autoconsumo o para infraestructura social.

Adicionalmente, la legislación forestal contempla el derecho de desbosque que se establece en función a la superficie total a desboscarse.

Los derechos de aprovechamiento y los de desbosque son recaudados por la autoridad nacional forestal y de fauna silvestre y destinados al desarrollo forestal, al mejoramiento de los sistemas de control y supervisión, y a la promoción de la forestación, reforestación y recuperación de ecosistemas degradados.

De acuerdo al inciso c) del artículo 13 del decreto legislativo 1085, ley que crea el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre, el 50% de la retribución económica por los derechos de aprovechamiento de los recursos forestales y de fauna silvestre está destinado al OSINFOR.

La misma norma dispone que el 50% restante del monto recaudado, se debe distribuir entre los gobiernos regionales respectivos, quienes destinarán parte del mismo a los comités de gestión de bosques constituidos dentro del ámbito de su competencia. La distribución descrita debe efectuarse sobre el monto resultante, luego de la aplicación de los porcentajes de distribución establecidos en la ley de canon, ley 27506.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale